miércoles, 19 de enero de 2011

Sentimientos en un entrenamiento

Hoy tengo una mezcla de sentimientos.
No sé lo que ocurre: por un lado estoy satisfecho porque el entrenamiento de hoy me ha salido perfecto no acabando demasiado cansado. Aunque eso lo veremos mañana cuando sabré si habré recuperado correctamente del entreno de hoy.
Y por otro lado me encuentro un poco desanimado. Me entran pensamientos extraños donde no hago sino pensar si vale la pena todo el sacrificio que estoy realizando, entrenando casi todos los días, teniendo planificado mi vida en torno a las carreras. El trabajo y el entrenamiento ocupan casi todo mi tiempo.
Supongo que esto es debido a que últimamente salgo cansado del trabajo y sin tregua, no falto a los entrenamientos.

Pero lo más extraño es que sé que en el fondo todo esto me gusta. Que si un día no entreno sé que al día siguiente estaré de mal humor. Que el acabar una carrera es en sí un premio que me llena de gran satisfacción: aunque haga la carrera a tope o aunque la haga a modo de entrenamiento como estoy haciendo últimamente.
También sé que estos pensamientos pasarán tras unas horas de descanso metido entre las reconfortantes sábanas de una cama. Eso espero...

El entreno de hoy ha consistido en 4km a ritmo de 4:25/km y luego 8km a ritmo de 4:00/km aprox. El objetivo inicial era de hacer los últimos 8km a ritmo de maratón.

Datos medios del fore:
- Distancia: 12.02 km
- Tiempo: 50:35
- Ritmo medio: 4:12
- HR medio: 161 bpm