miércoles, 15 de septiembre de 2010

Un paréntesis en el camino

No me he ido, sigo aquí.
Lo que ocurre es que hoy tenía una cita programada hacía tiempo para una revisión médica.
Y con el paréntesis estival no pude concertar cita con el masajista hasta ayer martes. No quería demorar más el masaje ya que hacía ya semanas que me encontraba las piernas sobrecargadas y no quería arriesgarme a una lesión.

Por tanto esto me ha obligado a hacer dos días seguido descanso. El de hoy estaba programado. El de ayer no, pero qué le vamos a hacer.
Así mañana cogeré el entrenamiento de series con más ganas.