lunes, 13 de septiembre de 2010

Factores condicionantes de una carrera

Todos los corredores sabemos que hay ciertos factores que condicionan una carrera o un entrenamiento y que básicamente se pueden dividir en dos grandes áreas:
- Factores internos: un malestar del propio corredor, lesiones...
- Factores externos: el principal, el climatológico.

Cualquiera de estos dos factores pueden aparecer en cualquier momento sin que, obviamente, el corredor los busque.
Entre los factores internos todos sabemos que cuanto mayor sea la distancia a recorrer, más puede llegar a influir. Por ejemplo en una maratón pueden aparecer dolores que a veces desaparecen al cabo de un rato y otros que persisten en el tiempo y pueden hacer tirar al traste el objetivo planeado.

Y entre los factores externos, qué decir de la climatología. Entrenamos, entrenamos y luego el día de la competición amanece con un sol abrasador o con un viento de frente que ya podemos poner el turbo que el cuerpo es incapaz de sobreponerse a esas barreras.

Y cualquiera de estos factores pueden aparecer tanto en competición como entrenando.
Este último factor es lo que me sucedió ayer. Al final del entrenamiento de ayer estaba un poco preocupado por no alcanzar el objetivo de realizar 22km por debajo de 4:45/km. ¿Cómo podía ser posible si dicho recorrido y en menor tiempo lo hice en otras ocasiones?
Ya me imaginaba lo que podía haber sido y hoy he confirmado los temores: el calor. De sobra es conocido que el calor no es buen acompañante para un corredor. Con unos 5ºC de menos, el ritmo de hoy ha sido muy fácilmente por debajo de 4:35/km, sin apenas cansarme y con el cardio bajo de pulsaciones.

Así pues hoy entramos en la 4ª semana de entrenamiento con muy buenas sensaciones.

Datos medios del fore:
- Distancia: 11.34 km
- Tiempo: 51:39
- Ritmo medio: 4:33
- HR medio: 148 bpm