jueves, 8 de abril de 2010

Cagada de entrenamiento

No siempre se tiene un buen día.

No quiero pecar de vanidoso u orgulloso o como quiera que se diga, pero hoy es uno de esos días cuyo entrenamiento quieres olvidar.
Supongo que en parte debido a un gran cansancio del trabajo de ayer en el que ha sido una jornada maratoniana y sólo pude dormir 5h y a que no supe medir mis fuerzas.

El objetivo para hoy era hacer 14km a ritmo fuerte, sobre 4:05-4:15/km. Quizás debería haberlo dejado para otro día, pero claro a esta conclusión llego después de haber sufrido.
Empecé bien. Tras un primer kilómetro de calentamiento cuyo ritmo fue sobre 5'/km, el segundo kilómetro ya lo hice sobre 4:20. Ya notaba que me costaba algo más que de costumbre mantener el ritmo y el cardio iba algo alto.
Conseguí aguantar bien hasta el kilómetro 6. El ritmo medio fue sobre 4:15/km.
Pero en el kilómetro 8 ya empecé a sufrir. Me costaba mantener el ritmo y noté que una manzana que había comido a media tarde no se me había digerido bien y empecé a notar como arcadas. Tuve que aflojar. Noté las piernas cansadas y parecía como que no conseguía avanzar. Sin embargo miré el reloj y no estaba haciendo 4:15, pero estaba sobre 4:30/km.
Eso me levantó más la moral, pues estaba pensando casi en pararme, sobre todo por las náuseas que por momentos parecía tener.
En ese momento me di cuenta que la sensación de ir lento era psicológica y debido a que hasta ahora había conseguido ritmos altos y sin mucho esfuerzo, pero hoy no era el día.

Así y todo conseguí tranquilizarme. Las náuseas desaparecieron y conseguí acabar el entrenamiento. Y me recuperé y aún hice hora y media de gimnasio.

Datos medios del fore:
- Distancia: 14.00 km
- Tiempo: 01:04:16
- Ritmo medio: 4:30
- HR medio: 167 bpm