domingo, 14 de febrero de 2010

Crónica Mitja Marató Barcelona 2010


Frío, cansado y sin dolor. Así es como podría resumir esta media maratón.
Definitivamente no ha sido una de mis mejores carreras.

Después de haberme pegado el madrugón padre (a las 6 tocó el despertador), ducha, desayuno y con la mochila que ya tenía preparada de la noche anterior salgo disparado con el coche para Barcelona, donde nunca es fácil encontrar un hueco para dejar el coche.
A las 7:45 ya había aparcado y sin colas dejo la mochila en el guardarropa. Madre mía, nunca había pasado tanto frío: 1ºC en la ciudad y lloviendo agua-nieve.
A las 8:15 me junto con los demás de corredors.cat que habíamos quedado para la foto.

Grupo de corredors.cat

Luego me encontré calentando con un grupo de Sabadell (grupo de Miguel_SBD) que habíamos decidido ir a por sub1:23. Yo no las tenía todas conmigo, pero por intentar no iba a quedar. Al final se verá que me falta más entrenamiento y estos 3 meses parados sin competir pasan factura.

En la salida me encuentro con DavidR, ManoloM... que también van a por sub1:23. Me uno a ellos.
La salida ha sido perfecta. Estaba dentro de los 1000 primeros y salvo por una pequeña curva en la que nos amontamos todos, todo bien.
El ritmo de salida es el ritmo objetivo: 3:55-3:58/km. En principio me encuentro cómodo y sigo al grupo.
A pesar del frío reinante, corriendo ya no se nota tanto y menos a esos ritmos. Lo que sí tenía mérito es el público, que estando parado ha debido sufrir y de lo lindo tan bajas temperaturas.

Subimos Via Laietana y continuo con el grupo. El recorrido realmente es bonito y bastante plano. Continuamos bajando por Las Ramblas para enfilar El Paralell. Nos encontramos en el kilómetro 4 y es un tramo de unos dos kilómetros de subida. El ritmo que marca el cabeza de grupo sigue siendo sub4, unos 3:55/km. Yo ya empiezo a ir un poco asfixiado y me descuelgo del grupo, pero teniéndolos siempre a golpe de vista.

Giramos a derecha y enfilamos por Gran Vía. Tramo de 3 kilómetros muy, muy llano. Casi todas las carreras que se celebran en Barcelona transcurren por ese tramo y yo suelo poner velocidad de crucero y sin problemas. Pero hoy era distinto. Sentía que las piernas me pesaban más de lo debido. No era capaz de sentirme bien pero lo curioso es que estaba yendo a un ritmo de 4/km. Lo malo: que mi grupo ya lo había perdido, pues ellos iban sub4. En ese momento decidí hacer mi carrera. Intentar mantenerme a 4/km el máximo tiempo posible.

El kilómetro 10 pasaba por meta, en Paseo de S. Joan. Hice los 10K en 40:03 lo que me sale un ritmo de 4/km. No está mal. Lo mejor de todo: que no sentía molestia ninguna en el pie derecho, ni de la lesión ni de las malditas ampollas que vine sufriendo con las plantillas nuevas.
En el kilómetro 10 se encontraba la gran claca de corredors.cat, con Debutante al frente. Nois, sois excepcionales, la mejor afición del mundo mundial.

A partir de aquí ya es distancia a descontar. Trato de poner el automático para no sufrir demasiado. Intento perseguir siempre al grupo de delante para engancharme, pero esta vez es imposible. Veo que las piernas no responden, se encuentran pesadas.

Un diez al público. En la mayor parte del recorrido nos hemos encontrado con personas animando. Tiene su mérito con el frío que hacía. Cada vez más me afianzo en la idea de que lo que hace grandioso a este deporte no son los corredores - que si son muy importantes - sino la afición que sale a la calle a animar aunque haga frío o sol, nieve o viento (véase Berlín, Behobia-SS... cualquier carrera tiene su afición).

Cogemos Avenida Diagonal. En coche siempre es un placer conducir por allí. Amplia avenida al lado del mar y que desemboca en Diagonal Mar y El Forum. Pero hoy corriendo no se me hizo tan placentero.
Giramos a la derecha y ahora ya estamos corriendo por Avenida del Litoral. Ya sólo faltan 4 kilómetros para meta, pero al ser calles amplias y al lado del mar, el poco viento que sopla es gélido y el golpe en la cara parece una bofetada fría. Bueno, es un aliciente más para ir rápido, a ver si se acaba de una vez esta agonía.



Y ya finalmente cogemos Avenida Icaria, a 2 km de meta. Yo voy exhausto.
Me pasa Esrafiki (Jordi), un ex-Berlín y Pere Pasamonte y me preguntan si me ha pasado algo, pues conocían mis expectativas de sub1:23, jejeje. Les digo que no, sólo que estoy super-cansado.
No tengo ni fuerzas para mirar el reloj y ver como voy. Intento mantener la mente fresca para acabar lo más entero posible.

Cruzo la meta en 1:26:23, casi sin aliento. Mis compañeros me saludan pero con señas intento decirles que necesito unos segundos. No podía ni con el alma, como se suele decir.

Curva entrando en recta de meta

Una vez parado vuelve la sensación real de frio. Parándome lo justo para saludar a los compañeros me voy disparado a recoger la bolsa y para casa.

Lo malo de estas carreras multitudinarias (unos 5000 inscriptos) es que no hay servicio de duchas. Y este año ni siquiera un mal sitio para abrigarse del frío y poder cambiar de ropa. Esto es lo que más odio de correr en Barcelona.

Lo dicho: que noto, y mucho, el parón de 3 meses sin competir que he tenido y la falta de un buen entrenamiento.
Lo bueno de todo: que ni rastro de la lesión y que ya no me salen ampollas (y toco madera).

Datos medios del fore:
- Distancia: 21.28 km
- Tiempo: 01:26:26
- Ritmo medio: 4:03
- HR medio: 174 bpm