domingo, 8 de mayo de 2011

Crónica XXIV Cursa de L'Alba


El título de la entrada de hoy ha estado muy reñido. Podría haber elegido cualquiera de muchos: "Cursa de amigos", "Corre que te pillo", "Un gallego en Montserrat"... y muchos otros que algún coleguilla quería que pusiera en mi blog y que ahora no recuerdo.
Pero he querido seguir fiel a mis títulos de carreras y así poder saber a golpe de ojo las crónicas.

Ayer noche cayó el diluvio universal sobre S. Andreu y Montserrat está a unos 20 minutos de aquí con lo que creí que hoy iba a ser un suplicio correr por la montaña con lo peligroso que debían estar las rocas mojadas, pero para mi sorpresa estaban completamente secas, la lluvia no hizo acto de presencia durante la mañana y además el sol se fue apoderando del día.

A las 7:50 ya había aparcado cerca de las piscinas de Collbató para recoger el dorsal y allí me encuentro con el grupo del CASAB que ha venido a correr esta cursa. También a algunos compañeros de corredors.cat que disfrutan más con la montaña que con el asfalto. Cursa en familia con no más de 400 corredores.

Perfil de la carrera

Con una puntualidad suiza, a las 8:30 se da el pistoletazo de salida. Se sube desde Collbató hasta el alto de S. Jeroni en Montserrat pasando por las Coves del Salnitre, el Pla de Sant Miquel y el Pla Ocells.
La subida no es muy técnica pero sí tiene muchos tramos de subir andando, al menos para mi, sobre todo el tramo desde el monasterio de Montserrat hasta Sant Jeroni: este tramo se realiza por el camino popular que utiliza la gente que quiere subir hasta allí y es un tramo lleno de escaleras muchas de las cuales con paso elevado. Casi todo el tramo de escaleras lo hice andando (bueno, mejor dicho, subiendo escaleras).

Hasta el monasterio fui en todo momento bien acompañado con compañeros del club CASAB (Club Atletismo S. Andreu) pero una vez empezaron el tramo de escaleras yo me descolgué.

La ruta estaba muy bien señalizada sin lugar a engaños y hubo avituallamientos cada 5km, algunos de ellos sólidos.
Y el cuidado a la naturaleza era exquisito habiendo varios contenedores y bolsas para recoger los desperdicios varios cientos de metros después del avituallamiento para que no se dejara tirada nada de basura.

Me chocó mucho ver la cantidad de gente que a las 9 de la mañana estaba haciendo el mismo camino que nosotros pero de paseo ¿es que la gente no tiene otra cosa mejor que hacer un domingo por la mañana? ;)

Como siempre ocurre en estas carreras de montaña, la carrera te depara unas vistas expléndidas del entorno. Si vivís cerca de Barcelona y no lo habéis hecho ya, os animo a que visitéis montserrat y hagáis una ruta a pie. Veréis con vuestros propios ojos que no os miento.

Una vez en lo alto de S. Jeroni (km 13), ya todo es bajada. Son 11km de contínua bajada donde los cuádriceps trabajan a pleno rendimiento. Ha habido varias caídas sin importancia debido a lo resbalazido de las rocas en algunos tramos.
Yo estoy supercontento con mis ASICS Trabuco. Han cumplido a la perfección: en los tramos de subida se agarraron perfectamente a las rocas y en las bajadas la amortiguación fue estupenda y de la estabilidad ni hablamos: un 10. En algunos momentos ponía mal el pie y la zapatilla agarraba bien el tobillo y rectificaba la pisada sin el menor problema.

Vista desde el alto de S. Jeroni

Ya de nuevo en Collbató, el último kilómetro es totalmente llano y los últimos 500m son de asfalto. Aquí es donde saqué mi alma de corredor de ruta e hice el último km en 4:15.

Y cómo he disfrutado de esta carrera. Así como en las carreras de ruta suelo ir casi siempre con el cuchillo en la boca buscando tiempos, en la montaña desconecto y voy por sensaciones. Si tengo que ir andando, pues andando. Si puedo darle caña a las zapatillas en algún tramo, pues a por ello. Pero lo que si tengo seguro es que no me importa para nada el tiempo. Me importa acabar la carrera satisfecho de haberla realizado y si es en buena compañía, mejor aún.

Al acabar, había butifarra y bebidas para todos. Los compañeros del Club de Atletismo CASAB y yo quedamos luego para hacer una comida de grupo en el restaurante la Vinya Nova, lugar idílico en las faldas de Montserrat e ideal para ir con la familia y los niños pues tiene una gran zona de recreo para ellos, incluso con animales de granja: gallinas, periquitos... y caballos.
Os dejo el enlace porque desde luego merece la pena escaparse un día a comer allí: www.restaurantvinyanova.com.

Datos medios del fore:
- Distancia: 24.30 km
- Tiempo: 02:48:19
- Ritmo medio: 7:13
- HR medio: --- bpm