domingo, 29 de mayo de 2011

Crónica XI cursa de Paüls


Me he enamorado!

Si te gusta correr por la montaña...
Si te gusta subir a picos de más de 1000m...
Si te gusta los paisajes naturales mientras corres...
Si quieres experimentar la sensación de correr al borde de un precipicio...
Si quieres subir corriendo pendientes de más del 20%...
Si quieres notar la sensación de la niebla en tu cuerpo a más de 1000m y la del sol en la bajada...
Si quieres bajar "a muerte" por caminos estrechos rodeado de pinos...
Si después de 23km quieres subir corriendo por cuestas empinadas de un pueblo llegando a meta...

Y si finalmente quieres sentir la hospitalidad de todo un pueblo de montaña que hace de una carrera una fiesta...
VENTE A PAULS, no te defraudará.

Y es que hoy domingo fue la tercera vez que corrí esta prueba.
El año pasado acabé bastante mal de piernas, digamos que algo tocado. Pero hoy fue distinto.
Gracias a la invitación de mi amigo Txus ayer pude pasar la noche en un piso que tiene en el Delta del Ebre y esta mañana sobre las 8 ya estábamos en Paüls. La mañana era soleada, a las 9 cuando se dio la salida el sol pegaba de lo lindo y si esto seguía así prometía una carrera más dura de lo que ya es.
Saliendo de los últimos me permitió ir a un ritmo relajado y suave a pesar que el primer kilómetro se bajaba el pueblo para luego volver a subirlo y encaminar la montaña.

Una vez en la montaña y a medida que íbamos ascendiendo la temperatura creo que era más fresca pero yo desde luego frio no tenía.
Creo que el "truco" para uno que quiere disfrutar de una carrera exigente como ésta está en hidratarse bien en cada avituallamiento. Había bastantes (al menos 1 cada 10km) y con isotónica, agua, fruta, barritas de cereales... todo un lujo. Cómo nos cuidaron durante todo el recorrido.
Después de cada avituallamiento y con las energías renovadas se podía retomar de nuevo la carrera corriendo y afrontar las subidas andando pero con paso ligero.

En las primeras subidas me quedé cortado en un grupo que iba muy lento. Bueno, lento no, mejor dicho iban caminando. Cuando me di cuenta les adelanté pero creo que ahí perdí bastante tiempo pues aunque fui mucho mejor que el año pasado sólo conseguí sacar 3 minutos. Pero repito que es sólo una anécdota ya que en carreras de montaña nunca miro el reloj.


Las subidas a los picos eran espectaculares. Muscularmente me encontré muy bien en todo momento y después de tres años creo que le perdí un poco el miedo (que no el respeto) a las subidas, pues fui ligero e incluso en algún momento adelantando a gente.

Y después del último pico teníamos 5km de bajada vertiginosa por senderos estrechos rodeados de pinos. Me noté muy bien de piernas y las rodillas se comportaron así que me solté e hice el cabra bajando: sin frenos!

Diploma de la carrera

Y para acabar y como si fuera un regalo (menudo regalo) los últimos 500m era de subida de nuevo a la plaza del pueblo. Subida de cemento y que hacía daño después de casi 23km dándole duro en montaña.

Ya en la meta y una vez duchados, tocó disfrutar de la fiesta que montaron en la plaza del pueblo: bebidas varias, desde cerveza hasta agua pasando por cocacola, naranjada... y mucha fruta
Carne a la brasa con pan de payés, coca, helados y café.

Un fin de semana expléndido.
Si no pasa nada raro, el año que viene volveré seguro. Esta carrera tiene una magia que me atrae.

En próximas entradas iré colgando alguna foto que aún no se han publicado, ya que durante todo el recorrido había mucha animación y gente sacando fotos.

Datos medios del fore:
- Distancia: 22.30 km
- Tiempo: 03:47:03
- Ritmo medio: 10:11
- HR medio: --- bpm