domingo, 31 de enero de 2010

Dicho y hecho: tirada larga de 30km

Un pensamiento
A veces me pregunto qué nos empuja a los corredores populares salir a correr más de una hora, más de dos horas, tres horas...
A veces con un ritmo por encima de nuestras posibilidades. La mayor parte de las veces sin ningún fin a simple vista.
Y no sólo se hace una vez en la vida, sino que el que más o el que menos lo repite periódicamente.
Yo también lo hago. Y es un gusanillo que hay en el cuerpo, en las piernas, el que te pide salir a trotar. Pero soy incapaz de ponerle nombre a ese gusanillo. Es simplemente eso, ganas de salir y quemar adrenalina y una vez finalizado, darte cuenta que lo has conseguido una vez más: que has superado la prueba que te has planteado para el día de hoy.

Una realidad
Tal como me había planteado, hoy tocaba tirada larga.
Desde pequeño me han enseñado que de casa hay que salir "cagado y meado". Yo trato de seguir siempre esa regla de oro, máxime el día de la competición pero también de entrenamiento.
Es normal que en competición con los nervios, aunque se siga esta regla siempre toca hacer un alto en el camino antes de la salida de carrera.
Pero ¿en entrenamiento? Nunca me suele ocurrir, pero no sé por qué siempre en mi primera tirada larga de temporada ocurre algún inconveniente de este tipo.

Hoy no iba a ser menos. El día amanecía frío y nublado. Me pongo las mallas largas, el cortavientos y los guantes y salgo a trotar por el lado del río dirección Montserrat. El objetivo: 30km a ritmo de 5'/km.
Me encuentro cómodo. Unos compeed que me puse en las ampollas antes de salir me ayudan a que no me den mucha guerra. Los kilómetros van pasando. Llevo unos 8 kilómetros y empiezo a sentir retortijones. En ocasiones mi cuerpo avisa pero restando importancia al asunto pronto desaparecen.
En el kilómetro 10 decido salir a carretera. Estoy en Les Carpes y cojo hasta Can Villalba. Serán 4km de ida y otros 4km de regreso por carretera. Es una carretera de montaña con poco arcén pero que tiene cierto desnivel y me ayuda a coger más fondo.

Los últimos 5 kilómetros se hicieron un poco más duros. El tiempo se puso peor y empezó a soplar aire de cara. Apreté dientes y pude mantener el ritmo.

En las alforjas llevaba mis 50cc de agua y dos geles que me tomé en los kilómetros 14 y 25. Mano de santo.

Recorrido de hoy: S. Andreu - Can Villalba

No ha estado mal esta semana, completando finalmente un entrenamiento de 73km.

Datos medios del fore:
- Distancia: 30.00 km
- Tiempo: 02:28:39
- Ritmo medio: 4:57
- HR medio: 157 bpm