lunes, 18 de enero de 2010

100% Puro Gimnasio

AGGG... Qué sensaciones tan maravillosas.
A la espera de visitar mañana al podólogo y hacerme unas plantillas, hoy me pasé 2h y media en el gimnasio, de las cuales 20 min han sido de bici y 25 min de elíptica.
Cómo me gusta sentir que los músculos responden, se ponen tensos y se estiran y se relajan en cada pedalada en la bici, en cada pedalada en la elíptica. Con un ritmo ágil, vigoroso, incrementando cada cierto tiempo la potencia tanto en bici como en elíptica el ritmo no decaía. Al contrario, parecía como que mi cuerpo no se cansara y pedía más, pero había que parar sobre todo en bici. No es cuestión de quemar toda la pólvora en una sesión de gimnasio.

Sin embargo aún está en la mente el miedo al dolor en el pie. No ha aparecido pero mi mente estaba en todo momento pensando en ello aunque intentaba concentrarme en el ejercicio. Fue en la elíptica donde más me costó concentrarme. Al principio en cada movimiento que hacía del pie me hacía ponerme tenso pensando en que podía aparecer el dolor, pero no fue así.

Hoy tampoco me perdí la sesión de pesas, donde en cada serie y en las primeras repeticiones parecía que los músculos no querían estirar, pero al calentarse ya todo era más fácil.

Ahora sólo falta salir al campo a estirar las piernas. Sé que no tendré que volverme loco y querer hacer todo en un día. Me costará pero tendré que mentalizarme. Poco a poco, poco a poco...