miércoles, 20 de enero de 2010

Primer test de plantillas superado

Bonita tarde-noche la de hoy.
El termómetro marcaba 12ºC, una temperatura ideal. Había lloviznado parte del día pero la tarde se había quedado tranquila.
Tal como tenía planificado, puse en mis ASICS Nimbus 11 las plantillas que ayer recogí del podólogo y salí a trotar unos 25 minutos.
Sabéis que con lo que yo disfruto es con las largas distancias. 25 minutos a un ritmo medio de unos 5min/km salen unos 5 km. Muy poco para mi como para considerarlo entrenamiento. Supongo que es el precio que tengo que pagar para recuperarme y luego poder hacer locuras más adelante, jeje.


Comparando plantilla estándar con plantilla adaptada

Pues eso, salí a trotar 25 minutos prestando mucha atención a lo que llevaba en los pies. Lo primero que me llamó la atención fue que casi no notaba diferencia con las plantillas estándares que traían las zapatillas.
Hay que decir que las plantillas que llevo no son de corrección. Son simplemente para sujetar mejor el pie y eso se nota sobre todo en el arco plantar: se nota que es más rígido y el pie va más sujeto. La única diferencia con las plantillas estándares es su rigidez y que el arco está un poco más pronunciado.
En la primera revisión (que será en una semana) le diré si puede levantar un poco más el arco, pues veo que aun pudiera estar un poco más y además sobresale algo en la zapatilla. Veré lo que me aconseja.


Perfil plantilla

¿El resultado? Cero ampollas, cero molestias y cero dolor. Creo que están cumpliendo con su cometido. Obviamente esto es una primera valoración. Veremos cómo se comportan el resto de los días.

Finalicé el día en el gimnasio: sesión de elíptica sudando lo lindo durante 25 minutos y luego 1h de pesas y abdominales.