miércoles, 8 de junio de 2011

Pérdida de fuelle

Estás cosas pasan.
Unos días estás fuerte, eufórico, las piernas responden sin rechistar ante el mínimo esfuerzo como un motor antiguo de 16V al que pisabas el acelerador y sentías cómo la espalda se te pegaba al asiento.

Y otros días estás como un motor gripado, la mente te pide guerra y las piernas dicen que hoy no quieren. Y sin embargo aprietas, aprietas... subes revoluciones pero el velocímetro no se mueve.
Hay que resignarse. Será el cansancio, el stress, el dolor de cabeza... puede haber multitud de razones para que esto ocurra. Cada persona somos diferente y hay que hacer borrón y cuenta nueva.
Mañana será otro día.

La intención de mi plan para hoy era hacer un progresivo, acabando dándolo todo.
Pero después de los primeros kilómetros ya notaba que no iba fino así que cambio de planes: hacer 5km a un ritmo moderado y luego meter los kilómetros 6, 8 y 10 a ritmos próximos a 4/km.


Pero al empezar el km 6 y cuando estaba dándole duro, cuando creía que estaba por debajo de 4/km veo que el Fore me marca que iba a 4:10/km y yo ya estaba casi exhausto. Sabía que iba a ser duro así que apreté un poco más hasta que el Fore pitó indicando el fin del km. Parcial de 4:05 y era cuando estaba más fresco.
En los km 8 y 10 se repetió la misma historia, pero cada vez más cansado.

Datos medios del fore:
- Distancia: 10.02 km
- Tiempo: 42:56
- Ritmo medio: 04:17
- HR medio: 163 bpm