martes, 9 de noviembre de 2010

Martes de sufrimiento


Si me tuviera que guiar por las sensaciones del entreno de hoy, me replantearía algunas cosas.

Hoy tocaba un 6 + 12 (a ritmos 4:30-4:5/km + 4:15/km).
Todo fue bien durante 15km. Los ritmos que fui marcando eran los esperados. Quizás durante los 6 primeros kilómetros debería aflojar un poco, pero fui marcando una media de 4:30/km.
Luego le siguieron 9km más que consegui hacer bien a los ritmos esperados de 4:15/km o un poco por debajo, digamos que parciales de 4:08-4:10/km, pero sin dificultad.
Y fue en el km 16 donde me empecé a venir abajo. Me costaba mantener el ritmo y aunque intentaba no decaer, los kilómetros ya los estaba haciendo a 4:20 para acabar el último kilómetro en un "miserable" 4:40, y pidiendo la hora.
Lo dicho. Si tuviera que plantearme algo ahora después de este entrenamiento, desde luego no sería nada bueno.

De camino a casa intenté comprender y ver qué había pasado para sufrir tal bajón. Y las conclusiones son claras:
1. Siempre que hago una salida mayor a 16km suelo llevar algo de avituallamiento. Esta fue una salida de 18km y no llevé ni un mísero botellín de agua.
2. La segunda mitad del camino tenía una breve brisa de frente. Eso unido al cansancio acumulado y a que no llevaba nada de líquido, hizo que desfalleciera.
3. Había roto mi rutina. Nunca suelo comer nada sólido antes del entrenamiento. Hoy tomé unos frutos secos antes de salir de casa y por momentos los sentía en el estómago.
4. No es lo mismo un entrenamiento en solitario que una carrera en grupo. Cuesta mucho más mantener un ritmo cuando se va sólo.

Datos medios del fore:
- Distancia: 18.00 km
- Tiempo: 01:17:38
- Ritmo medio: 4:20
- HR medio: 157 bpm