martes, 2 de noviembre de 2010

¡Gripazo del 10!


Pues lo que no consigue el esfuerzo de entrenar cada día y hacer que esté un día parado, lo consigue un gripazo del 10.
Ayer por la noche me fui con calambres para cama y hoy por la mañana no podía levantarme.

Con unas dosis de frenadoles y todo el día sin salir de casa, parece que los dolores musculares remiten.
Así pues, hoy no saldré a entrenar. Si todo sigue así creo que mañana estaré recuperado y podré volver a la rutina diaria.