lunes, 15 de noviembre de 2010

Crónica 46 Behobia-SS

IMPRESIONANTE.
Esta es la palabra con la que definiría la 46 edición de la B/SS celebrada este domingo pasado, 14/11/2010.

Fue mi segundo año corriendo esta carrera y estaba planificada dentro del plan de entrenamiento de la maratón de Donosti del próximo 28 de Noviembre.

Esta carrera empezó el viernes 12 cuando a las 15h salimos con el autocar que habíamos alquilado unos 40 corredores y familiares y amigos para Donosti. Llegamos casi a medianoche y tras dejar las cosas en la pensión salí a disfrutar de la noche donostiarra. No fue difícil encontrarme con un montón de gente, entre ellos muchos corredores y la gran mayoría eran de la comunidad de Cataluña.
Sin darnos cuenta, entre pinchos, xacolís y cervezas nos dio el amanecer y casi me paso todo el sábado "descansando" en la pensión. Salí lo necesario para ir al Kursaal a recoger la bolsa del corredor.
Sobra decir que la ciudad de Donosti ya la he visitado más veces, con lo cual no me causó el más mínimo remordimiento pasar toda la mañana del sábado durmiendo.

Eso si, la cena del sábado fue con pasta y a las 23h ya estaba descansando en la pensión.


El domingo me levanté temprano. El cielo estaba encapotado pero no llovía y la temperatura era muy agradable. Llegué a las 9h a Behobia y este año si pude disfrutar de la previa pues el año pasado llegamos casi sin tiempo de calentar y además el tiempo que hizo fue de perros. Este domingo empezó a llover poco antes de la salida, pero fue una lluvia fina y ligera que no molestaba demasiado.

La salida de los atletas de élite era a las 11h. Mi salida se daba a las 11:03 y unos 45 minutos antes tuvimos que ir ya para el cajón.
Estaba muy tranquilo ya que conocía del año pasado el terreno y había quedado con los compañeros que correremos la maratón de hacer estos 20km a ritmo objetivo de 4:15, que debería resultar sencillo de llevar.

Con una puntualidad que ni un reloj suizo, se da la salida a los atletas de élite y 3 minutos más tarde salimos nosotros. Y nada más empezar intento seguir a Luis (Koldo) que estaba unos metros por delante mía. Por detrás llevaba a Khryz y a Jordi (Esrafiki). Pero pierdo de vista a Luis.
Como es de esperar, la salida es lanzada y todos vamos un poco rápido esperando que al cabo de unos cientos de metros regular y poner velocidad de crucero.
Pasan los metros y no veo a Luis. Pensando que sigue por delante y sin mirar el reloj yo tiro y veo que Khryz y Jordi no me siguen. Establezco como objetivo alcanzar a Koldo y continuar con él.
Pasa un kilómetro y ni rastro. Yo voy cómodo. Muy cómodo, tan cómodo que estoy ya haciendo ritmos por debajo de 4/km y tengo que frenar. Sin rastro de Koldo. Y yo sigo... sigo... hay una zona de toboganes y en las subidas veo que voy a 4/km y en las bajadas me disparo. Intento regular.
El ritmo objetivo de 4:15/km previsto inicialmente lo mando a tomar ya "al carajo". Pienso en alcanzar a Koldo y luego continuar con él que seguro que el hace 4:15/km pues es fiel a su palabra y saber regular los ritmos mucho mejor que yo.


Pero pasan los km y ni rastro.
En el km 6 empiezo la primera subida importante, el puerto de Gaintxurizketa. Es una subida con una leve pendiente. Larga pero con asfalto muy bueno pues es parte de la autovía. Pongo el automático y subo el puerto a poco más de 4:15/km. Todo esto regado con una lluvia incesante y a veces con rachas de viento pero laterales. Pero estas inclemencias meteorológicas no es impedimento para que la gente vasca salga a la calle a animar. Allí estaban, en medio de la autovía habían aparcado sus coches y habían salido a animar. Increíble!

Perdida ya toda esperanza de ir a ritmo de 4:15/km, iluso de mi, continuo a 4/km. De verdad que nunca había tenido la sensación de ir tan rápido y pensar que podía ir a más. Es una sensación muy agradable y que me hizo pensar que si tengo tan buenas sensaciones el domingo 28, será algo increíble.

Estaba pensando en todo esto y también en qué había pasado con mis compañeros de viaje que nunca tuve (mea culpa, no de ellos... al final contaré) cuando llego al km 14 y se atraviesa el famoso puerto de Pasajes. Es una zona portuaria donde sólo se esperaría ver ferralla y barcos viejos. Pues NO! ahí estaba el público animando. Pero no uno ni dos ni tres... sino familias enteras, grupos de gente que te llevaba en volandas con sus gritos y aupas. Han sido dos kilómetros que en otras condiciones se harían eternos y algo duros pero que bajo estas circunstancias se te pasan volando. A mi concretamente se me pasaron en menos de 8 minutos.

Al llegar el km 16 llega también el último puerto a subir: Miracruz. Este puerto sí que se las trae. Llevamos 16km dándole a la zapatilla y tiene una pendiente mayor que la subida al Gaintxurizketa. En este caso pongo la zancada corta, aprieto un poco los dientes y tiro para arriba. A medida que voy alcanzando la cima alargo la zancada y empiezo a adelantar corredores. La gente se agolpa en las aceras cerrando a los corredores y haciendo el efecto túnel como si de un puerto de una etapa ciclista fuera aquello. Estoy teniendo muy buenas sensaciones y ya no miro el crono.
Al llegar a lo alto del puerto ya sólo quedan 3 kilómetros de bajada de vértigo. Ya no me importa hacer ni 4/km ni 4:15/km. Bajo a tumba abierta, con el cuchillo entre los dientes. Pero no soy el único que por lo visto tiene la misma idea que yo. Bajo rodeado de corredores que también han soltado el freno y no les importa llevarse por delante lo que sea. Os podéis hacer una idea que en la bajada es difícil adelantar a nadie, todos vamos a lo que vamos. Me sale algún ritmo medio de 3:30/km.

La lluvia no ha parado y en este último tramo golpea con más fuerza. Nos acercamos al puente del Kursaal y unos metros antes unas ráfagas fuertes de viento de cara nos hace frenar un poco a todos. Pero por suerte ahi estaba el público de nuevo, a ambos lados de la carretera y haciendo el efecto pantalla.
Giramos a izquierda y enfilamos la Avda Boulevar. Son unos 300m de recta de meta. Unos 200m antes ya estaba todo vallado para evitar que el público entorpeciera a los corredores pero esas vallas no son impedimento para oir sus gritos de ánimo.

Cruzando el puente del Kursaal

Finalmente cruzo línea de meta con un tiempo neto de 1:20:12.

¿Y mis compañeros de entrenamiento y que debía acompañar? Al final supe que a los pocos metros de la salida los había adelantado y como me vieron que iba bien decidieron no decirme nada. Ellos si cumplieron el objetivo de ir a 4:15/km. Brrr... Espero que esta pequeña locura no me penalice luego dentro de 2 semanas.

Es increíble que en medio de 20.000 corredores en esta ocasión haya reconocido / me hayan reconocido tantos amigos.
Obviamente la familia de corredors.cat es muy amplia y siempre hacemos una piña. Pero me hizo mucha ilusión ver en el cajón de salida primero, y a la llegada después, a compañeros del Club de Atletisme S. Andreu de la Barca, que casi nunca coincidimos en el pueblo y vamos a coincidir en Behobia.
También me habría gustado poder coincidir con Antonio (Forest) pero por motivos varios no ha podido ser. Al menos hemos coincidido telefónicamente.

Y una nota negativa que seguro muchos ya conocéis:
Esta edición será recordada como la primera edición de la B/SS donde ha fallecido un corredor. Se trata de un corredor vizcaíno de 40 años que ha fallecido a causa de una parada cardiorespiratoria en la zona del Kursaal. DEP.