martes, 12 de abril de 2011

Rabia contenida, enfado

Ya el día no empezaba con buen pie. Un pequeño malentendido entre compañeros.

Luego el día transcurrió con más y más faena. Está habiendo cambios a nivel organizativo y está un poco el barco sin capitán, pero vamos haciendo.
Pero la gota que colmó el vaso fueron los últimos cinco minutos en la oficina. Estando yo haciendo todo lo posible para entregar algo hoy que me habían pedido hace una hora y que sin embargo tenía todos los motivos a mi favor para decir que estaría para mañana, pero en fin, yo que intento contentar a todos... pues a uno de mis jefes (si, si... por desgracia tengo varios, pero este es digamos el que traga con todo, el que donde dije digo digo diego... y me trae por el camino de la amargura) bueno, que me desvío del tema, que estando yo intentando hacer todo lo posible para entregarle el trabajillo me suelta una frase ofensiva. Me sentó como una patada en el culo. No supe qué contestarle pero de un golpe cerré la pantalla del portátil y me fui. Allí se quedó él y su tontería! Si me quedo seguro que le digo algo de lo que luego me podría arrepentir.
Y que mañana salga el sol por Antequera.

Joder! 10 años en la misma empresa. Tuve multitud de jefes pero ninguno tan inepto como éste, que no sabe llevar sus decisiones con los clientes hasta el final.
Vamos, que he salido caliente de la oficina.

Esto me ha servido para ponerme las zapatillas y salir a correr. Si las tuviera en la oficina seguro que saldría corriendo con ellas.

Datos medios del fore:
- Distancia: 10.01 km
- Tiempo: 42:40
- Ritmo medio: 4:15
- HR medio: 165 bpm