jueves, 11 de marzo de 2010

Día de masaje


Después de guerra, siempre llega el descanso del guerrero.
Este martes salí a trotar muy, pero que muy despacio. Han sido 20 minutos a un ritmo de casi 6:30/km. A pesar que no tenía dolor no es recomendable dar mucha "caña" a la máquina durante esta semana.

Lo que queda de semana me lo tomaré de descanso, aunque la semana que viene me cojo unos días de vacaciones y me voy a hacer turismo. No iré a correr pero seguro que me tocará patear.

Pero antes, lo que más me gusta: hoy tocó una sesión de masaje de piernas reparador, y tras una ducha he quedado como nuevo.