martes, 31 de agosto de 2010

Buenas sensaciones


Segundo día de entrenamiento con la vista puesta en el horizonte donostiarra.

Hoy tocaba realizar 7km a ritmo suave (más ligero que el trote cochinero de ayer) y 3km a ritmo objetivo de maratón.
Pues ni a la de tres: ni lo uno ni lo otro!!! Brrr...
Hago un kilómetro de calentamiento, sin objetivo. Empezamos bien pues el ritmo de calentamiento es el usual, algo más de 5'/km.
Cuando empiezo la segunda parte (los 7 km a un objetivo de 4:45/km) me lanzo. Como de costumbre empiezo a frenar... y a frenar... y no hay manera. No se me malinterprete, no quiero pecar de listo pero es que mis últimos entrenamientos eran de mínimo 10km a ritmo de 4:20-4:30/km y como bien sabemos las piernas tienen memoria y las mías deben ser piernas de elefante.
Por más que lo intento no consigo ir más despacio de 4:32/km. Pues nada, dentro de lo malo, a dosificarme para no ir más rápido.

Sintiéndome como me sentía, la última parte prometía ser graciosa. A ver lo qué hacían mis piernas. Y fueron 3km a un ritmo medio de 4:10/km.
Luego un último kilómetro de enfriamiento.
Lo dicho todo un desastre.

Menos mal que estoy empezando el plan y espero que en los próximos días pueda seguir más a rajatabla los ritmos objetivos.

Datos medios del fore:
- Distancia: 12.05 km
- Tiempo: 54:01
- Ritmo medio: 4:29
- HR medio: 157 bpm