martes, 15 de marzo de 2011

Nuevo día de gimnasio


Estos días estoy sufriendo un bajón anímico en lo que a entrenamiento se refiere.
Me he relajado tanto que estoy tomando cualquier excusa válida para no salir a correr. Todo esto en parte a que siento aún un pequeño dolor en las rodillas (en ambas) aunque ahora no sabría discernir entre lo que es dolor real o dolor psicosomático.

Sin embargo hoy he vencido a la pereza y con un repentino agarre de decisión, me tiré al gimnasio donde pude observar una vez más la descarga de adrenalina o endomorfinas o cómo quiera que se llame eso que se libera cuando se hace deporte.
Tras unas dos horas y media donde la primera hora hize bici y elíptica sudando, sudando... me he quedado como nuevo. El cuerpo cansado y con una buena sensación.

Ahora una ensalada y pronto para cama, a descansar.
A ver si mañana consigo acabar también bien el día.