lunes, 9 de noviembre de 2009

Crónica 45 Behobia-San Sebastián

El domingo 8 Noviembre tenía lugar la 45ª Behobia-San Sebastián, carrera de 20km (no confundir con una media maratón, que son 21,097km).

Todo esto comenzó hace escasamente un mes. Varios amigos del club corredors.cat me animaron a realizar esta prueba, pese a que el plazo de inscripción se había acabado hace varios meses. Sin embargo me moví para buscar a alguien que por algún motivo no pudiera ir y me cediera su dorsal. Una vez conseguido dorsal y realizado el cambio de titularidad (todo legal), por el viaje y el hostal no hubo problema.
Fue mi primera Behobia e iba entusiasmado, porque todo el mundo me había hablado muy bien de esta carrera.

El viernes tarde salimos de Barcelona en autocar y llegamos a media noche a San Sebastián.
El clima era de puro invierno. Casi no paró de llover durante todo el sábado, aunque por la tarde hubo tregua climatológica que me hacía pensar que quizás el domingo por la mañana el clima podía ser bueno. Nada más lejos de la realidad. Al atardecer empezó a caer truenos y a llover con cierta intensidad. Se habían oído comentarios que si las previsiones de temporal y viento iban a más, se podía llegar a cancelar la prueba. Pero la organización salió a trapo indicando que muy mal tenían que ir las cosas para cancelar. Y es que había casi 21000 inscritos a esta carrera, 21000 corredores!! Y entre ellos, yo. Buff... qué sensaciones.

A las 7:30 de la mañana del domingo estaba desayunando en un bar con más corredores. Aunque el día apareció nublado, no llovía. Fue justo salir del bar, y cayó un aguacero de muy señor mío. Todos los corredores que estábamos en la calle nos miramos como pensando: "madre mía, lo que nos espera...". Pero fue sólo un chaparrón.

Me fui en tren hasta Behobia, un barrio de Irún. Durante el camino y mientras calentábamos, fueron cayendo pequeños chubascos, pero nada con importancia. Yo iba abrigado con un cortavientos, guantes y un poncho de esos de 1€ de los chinos. Sobre todo por si llovía mientras esperaba la salida.

La salida para los 3000 primeros dorsales (yo tenía el 1220) era a las 11h y teníamos zona vallada. Debíamos estar en los cajones unos 30 minutos antes. Al resto de los corredores les fueron dando la salida progresivamente en grupos de 2000 aproximadamente cada 4 minutos, así hasta los 21000 corredores. Yo tuve suerte que mientras estaba en el cajón no llovía e incluso no hacía mucho frío, así que me deshice del poncho.


Perfil de la 45 Behobia-SS

A las 11h se dio la salida. En principio no iba con ninguna pretensión ya que era mi primera Behobia y eran 20km (no llegaba a ser una media maratón), así que salí con idea de un ritmo de 4:30/km e ir progresando.
El tiempo hacía "bueno": no llovía, no hacía mucho viento y el frío no era problema.

Sobre el kilómetro 1,5 todo cambió. De repente empezó a llover fuerte, con viento y con una granizada. Otra vez pensando: "quien me mandaría venir acá". Pero estas dificultades me hacen crecer y pronto cambié el chip. Me puse una sonrisa de oreja a oreja y apreté un poco el ritmo.
El chaparrón duraría no más de 2 minutos, pero el ritmo que cojí de 3:55-4/km duró más.
En el km 6 empezaba la primera subida. Tenía una pendiente de un 6% pero yo no me resentí demasiado. Era subida de unos 2km que yo hice a un ritmo de 4-4:25/km, que luego recuperé en la bajada haciendo ritmos de 3:50/km. La verdad es que fui todo el rato muy bien de sensaciones. Notaba que podía apretar un poco más pero iba ya alto de pulsaciones, sobre 180, y todavía faltaba carrera.

Hay que destacar el gran apoyo del público. A pesar del mal tiempo, había mucho, pero que mucho público en aquellos puntos donde más se necesita el apoyo de la gente, que es en las subidas. Allí estaba la gente del pueblo vasco con sus paraguas e impermeables animando a los corredores: "Aupa, Aupa", gritaban. Todavía me emociono al recordarlo.

El km 13 al 16 transcurría por el puerto de Pasajes. Era un recorrido muy plano donde puse velocidad de crucero y marqué una media de 4/km.
En el km 16 nos esperaba la última subida (el alto de Miracruz) y la última jugarreta del clima. Nos cayó otra buena, pero en esta ocasión "sólo" agua y viento. La subida fue sólo 1km y con menos pendiente que la primera, pero ya se notaba el esfuerzo realizado. Durante la subida mi media ya fue de 4:35.

Al finalizar la subida, ya todo era bajada para entrar en Donosti por la Av. de Zurriola. Las vistas bajando impresionaban: había gente a ambos lados de la carretera haciendo un pasillo a todos los corredores. Era la típica imagen de público animando a los ciclistas en los puertos de montaña. Otro momento de gran emoción.
Apreté dientes y me dejé llevar. Estaba bajando a 3:40/km, increíble. La gente te llevaba en volandas hacia meta, situada en la Alameda del Boulevard.


Cruzando el puente de Zurriola

Cruzamos el puente de Zurriola dejando a mano derecha el Kursaal y giramos a la izquierda para enfilar meta, situada en el Boulevar.

Crucé la meta en 1:19:52!!! Y eso que salí sin pretensiones.


Llegada a meta. Alameda del Boulevard

Lo pasé en grande, disfruté durante toda la carrera y además hice muy buen tiempo con una media casi de 4/km.
Fue mi primera Behobia, y si no hay nada que lo impida, el año que viene repetiré.