sábado, 24 de marzo de 2012

Y ahora... la sorpresa!

Un entreno desigual, sin perserverancia ni orden.
Pero unas ganas enormes...

Mañana tendrá lugar una nueva edición de la maratón de Barcelona, y allí estaré yo en la salida.
Voy a sincerarme: mi estado de forma no es nada bueno con lo cual voy a salir muy reservón y con la intención de acabarla. De momento me marcaré pequeños objetivos: primero hacer el 10mil. Si voy bien intentaré continuar hasta la media maratón. Si lo consigo puede que incluso me anime a hacer 32km esperando que el "hombre del mazo" no me machaque demasiado. Y si llego hasta ahí es muy probable que consiga pasar por el arco de meta.
Todo ello, claro, a unos ritmos suaves suaves... digamos que a 5/km con lo que si todo sale bien estaría acabándola en torno a las 3:30h lo que sería fenomenal!!!

Pero no las tengo todas conmigo, con lo cual estoy abierto a la posibilidad de retirarme en el momento en que el sufrimiento sea mayor que el gusto de correr.
Si hubiera hecho los deberes diría que el sufrimiento es algo que hay que pasar para conseguir la gloria. Pero sin haber hecho un buen entreno, es muy probable que la agonía se presente en cualquier momento y continuar presente mayor problemas que la recompesa de haberla hecho.

En cualquier caso, en la próxima entrada os lo contaré.

Para abrir boca hoy al ir a buscar el dorsal he tenido la grata sorpresa de encontrarme con grandes amigos blogeros: el abuelo Rafa, Carles Aguilar, Isidro y más compañeros que ahora no recuerdo sus nombres. Algunos estaban en la feria simplemente por el placer de encontrarse y otros como yo íbamos a recoger el dorsal.
Suerte mañana a todos y a disfrutar.

En lo que respecta a esta semana, unos míseros 19km a un ritmo medio en total de 4:40/km. Lo dicho, mañana el sufrimiento va a ser agónico.