viernes, 16 de marzo de 2012

¿Qué hay de nuevo?

Pues de nuevo hay unas nuevas Asics Trabuco 14, para pisar fuerte por montaña.
Las había pedido a Wiggle y me llegaron la semana pasada. Son la versión 14 que no difiere mucho de la 12 que yo tenía y que jubilé con 822km.

Sin embargo aprecio que son algo más ligeras pero siguen igual de robustas. El color (negro) no es nada llamativo pero insisto, se usan para correr por montaña no para ir de fiesta con ellas con lo que es lo que menos me importa.


Los puntos positivos que tienen son:
- la lengueta está unida al resto de la zapatilla por una goma, con lo cual se evita tener que llevar el cordón atado a la lengueta y ésta no se mueve nada, nada.
- los cordones son lo suficientemente largos como para hacer dos nudos y que sobre cordón (no como los de la Nimbus 13, que escasamente dan para hacer un nudo, qué horror).
- llevan la bolsa en la lengueta para meter el sobrante del cordón y evitar que se pueda enganchar con los arbustos.
- se han redefinido la suela y los tacos son invertidos. Los de Asics dicen que con eso consiguen mayor agarre tanto en las subidas como en los descensos. Habrá que probarlo.
- les han puesto una proteción en el tacón y en la puntera para que el impacto al posar el pie sea menor y permitir mayor despegue en la carrera.


Pues el sábado pasado ya les di su uso. Fue un uso suave ya que estoy en muy baja forma y no les metí caña. Pero estoy seguro que llegará el momento en el que tendrán que rendir cuenta y aquí estaré yo para relatar la experiencia.
Sólo fueron 10km subiendo a la antena de Pallejá, pero sin grandes aspavientos, más bien a trotar que a correr.

Y lo único que puedo decir es que estas zapatillas me sientan como un guante. Cero rozaduras, cero ampollas.