sábado, 10 de diciembre de 2011

Palacios de la Sierra (Burgos)

El miércoles 7 a las 9 de la mañana mis amigos y yo nos desplazamos hasta Palacios de la Sierra, un pueblo a unos 6km de Vilviestre del Pinar, con la intención de realizar unos 20km.

La noche debió ser una de las más frías de esos días ya que las montañas amanecieron con nieve y los coches y los prados estaban con capas de hielo. Unos -0.5ºC marcaba el termómetro del coche al llegar a Palacios.
Con esas temperaturas yo iba con el buff tapándome la cabeza y el cuello pero el frío en los ojos y los labios llegaba incluso a molestar. A pesar de ser gallego está demostrado que a mi el frio no me gusta. Y menos temperaturas bajo cero.

Salimos pues en dirección a Moncalvillo. En medio todo eran prados y una carretera secundaria con toboganes y en las zonas de sombra se podían ver placas de hielo que había que cruzar con mucho tiento pues te podías caer.
A medida que avanzaba el día el sol iba brillando un poco más pero las temperaturas no parecían subir.
Llegamos a Moncalvillo cuando llevábamos unos 7km y seguimos en dirección a Castrillo de la Reina pero en el km 9 la carretera empezaba a subir con una pendiente considerable y decidimos girar. El camino de regreso era el mismo que el de ida pero con la pendiente al revés: lo que subimos ahora era de bajada y viceversa.
Hasta el km 12 aproximadamente íbamos todos juntos pero a partir de ahí la carretera empezaba a picar para arriba y yo me encontraba bien de fuerzas y poco a poco, mientras los demás iban adaptando su ritmo a la pendiente yo lo mantenía con lo que los fui perdiendo y dejando atrás. Cada poco tiempo giraba sobre mi paso y los iba a recoger reagrupándome con ellos.


1h y 25 minutos más tarde estábamos en el punto de partida y con unos 18km en nuestras piernas.
Normalmente cuando hago más de 15km me cuido de llevar un botellín de agua y beber algo sobre los 15 o 16km. Este día pasamos por una fuente pero con el frío que hacía cualquiera se metía en el estómago ese agua que debía estar helada. Tampoco tenía ganas de pararme a beber, esa es la verdad.

Una vez de vuelta en casa y tras desayunar algo caliente, el resto del día lo volvimos a dedicar a visitar zonas locales y a comer en Burgo de Osma, donde dimos rienda a unos buenos trozos de cordero asado.

Frente a la iglesia de Burgo de Osma

Datos medios del fore (7/12/2011):
- Distancia: 18.29 km
- Tiempo: 01:25:49
- Ritmo medio: 04:41
- HR medio: --- bpm