sábado, 30 de mayo de 2009

Semana 2 Berlín 2009: día 4

Calor, qué calor!
Madre mía, vaya entrenamiento me queda por delante...

Mi intención es realizar siempre que pueda los entrenamientos por la mañana para habituar el cuerpo a la hora de la carrera.
Sin embargo hoy sábado se me pegaron las sábanas y salí a correr a las 11h. No faltaba ni la gorra ni la botella de agua. El objetivo era realizar 14,5 km a ritmo ágil (4:30min/km).

Pegaba un sol de justicia (bueno, aún lo sigue haciendo y no hay nadie en la calle). Me crucé con varios ciclistas y un par de runners. Nadie más. Cuando salgo a correr por las tardes es habitual ver a los padres paseando o en bici con los niños, pero era de esperar que hoy por la mañana no hubiera nadie.

Al final acabé los 14,5 km, la botella de agua que llevaba y empapado en sudor.
Veremos si mañana me levanto temprano o toca correr con Lorenzo de nuevo.