martes, 11 de septiembre de 2012

83 km de asfalto

Entreno: bicicleta
Ruta: SAB - Gelida - S. Sadurní d'Anoia - Ordal - Vilafranca del Penedés -S. Sadurní - Gelida - SAB
Distancia: 82,71 km
Tiempo: 3h 32min


Esta mañana quedé con Toni Benítez (ver blog) en hacer una salida juntos con las bicis. Toni es un atleta popular que tan pronto te hace un diez mil en ruta "cagando leches", como sube Montserrat por caminos de cabras. Y además también tiene un bici de carretera y le gusta hacer kilómetros y kilómetros.

Habíamos quedado a las 8:15 para hacer la ruta descrita. Bueno, no exactamente:
Lo planificado inicialmente era cojer la C-234b hasta S. Sadurní d'Anoia y continuar hasta Vilafranca. Eso implicaba cruzar todo S. Sadurní como nos dimos cuenta al regreso.
A la ida nos liamos un poco y cogimos un desvío a la entrada del pueblo que llevaba hasta las bodegas de cava Freixenet. Este desvío nos condujo a la BP-2427 que subía el alto del Ordal. No estaba planificada esa subida pero tampoco fue para tanto pues alargamos unos 6 km y calentar las piernas con una buena subida siempre te deja buen sabor de boca.

Bajamos el Ordal dando caña a la bici y enlazamos con la N-340 para seguir hasta Vilafranca. Tras unos minutos de parón para comer una pieza de fruta, reanudamos el camino dirección S. Sadurní pero esta vez sí por la C-243b.

Parada en Vilafranca del Penedés, con Toni


Además de la compañía, lo que más me gustó fueron las curvas de Gelida tanto subiendo como bajando. Ir en moto por allí debe ser una experiencia.
Las rectas de la N-340 me permitieron usar el desarrollo largo y ponerme en puntas de 70 km/h. Obviamente fue en momentos muy puntuales. Fue curioso ver cómo un semáforo de limitación a 50km/h se cerraba a medida que yo me aproximaba, jeje.

La mayoría del recorrido fui charlando con Toni. Se hizo muy ameno y corto el recorrido. Toni aguantó bien con su MMR pese a tener cuadro de alumino (jiji), aunque en las bajadas yo le sacaba algo de ventaja.

En la plaza Font de la Roda, S. Andreu

Y para finalizar, una buena hidratación en el bar de otro Toni, ya en S. Andreu. A éste último Toni también le va andar en bici y seguro que pronto haré alguna salida con él.