domingo, 20 de mayo de 2012

Vivir al día



O Carpe Diem, que se suele decir en latín.


Eso es lo que estoy haciendo estas semanas. No dejo de entrenar casi a diario pero al llegar a casa ya por la noche en lugar de hacer la entrada al blog, cenar y luego descansar un rato en el sofá haciendo la digestión para no ir a la cama con el estómago lleno pues no me conecto a internet y paso directamente a la cena.
Eso hace que me pueda acostar a una hora prudencial y levantarme un poco más descansado.

No es por quejarme, o sí, por quejarme a mi mismo por no saber quizás aprovechar mejor el tiempo, pero antes cuando llegaba de entrenar lo primero que hacía era conectarme a internet, consultar vuestros buenos y mejores blogs (que el mío), hacer la entrada en el mío, consultar mails... bueno, todo eso que casi todos vosotros sabéis y que lleva su tiempo, pues yo invertía como una hora aproximada de tiempo.
Hecho de menos esa rutina, pero es que me agobiaba cada día por no dormir lo suficiente. Algún día lo retomaré, seguro. Mientras disculpadme si no soy asiduo en comentar vuestros blogs pero intento leeros de vez en cuando.

De este modo me he tomado como filosofía la de vivir el momento de cada día. Entrenar a mi aire y al mismo tiempo sacar un hueco por la noche para tumbarme en el sofá y encender la caja tonta pero no caer en los brazos de morfeo antes de apagarla. Cosa que me estaba sucediendo últimamente del cansancio que llevaba acumulado.

Recorrido hasta las Minas de Plomo - SAB

Así hoy he podido levantarme temprano y acudir a la cita con los del club (CASAB) para hacer una ruta de unos 17km por las montañas del pueblo.
A las 8 cuando me desperté estaba lloviendo pero no dudé en ningún momento en que iba a estar allí con ellos. Llueva o haga frío, haga sol o calor, correr por la montaña tiene su encanto. Con suerte cuando salimos a las 9h ya había minutos escampara. Y el tiempo nos respetó durante toda la salida.
Fuimos un grupillo de 20 personas las que nos animamos a salir. El recorrido se puede decir que era sencillo, nada técnico, pero la primera mitad tenía algún repecho que había que atravesar pero luego siempre venía un tramo de descenso que permitía recuperar fuerzas.
Y la segunda mitad fue todo de bajada, lo que hizo que el último kilómetro, ya sobre asfalto, un grupo de unos 5 valientes y sin mediar palabra, pusiéramos el piloto automático y acabáramos haciendo una semi-serie.

Tras más de 90 minutos llegamos de vuelta al punto de salida, frente al polideportivo local.
Con una buena ducha dimos por acabado el esfuerzo y nos dirijimos a una cafetería del pueblo a vitaminarnos y mineralizarnos.
Con las cervezas sobre la mesa lo que menos pensaría la gente que nos viera sería que éramos un grupo de chalados que veníamos de correr por la montaña.

Datos medios del fore:
  • Distancia: 17.48 km
  • Tiempo: 01:51:22
  • Ritmo medio: 06:22
  • HR medio: --- bpm