jueves, 26 de julio de 2012

Volver a empezar

Después de aproximadamente un mes, ayer me volví a calzar las zapatillas y salí a trotar un poco para ver cómo respondían mis rodillas.
Ha sido un rodaje suave y corto. Y así será durante algún tiempo pues no quiero estropear lo que estuve arreglando con este descanso.
Fueron 30 minutos y 6 kilómetros por el río. Eran las 7 de la tarde pero no hacía demasiado calor. Al menos yo no lo sentí tanto y supongo que fue por el ritmo relajado que llevé.
¿Las sensaciones? Buenas. Cero dolor. Y espero que continue así.

Después de esos 30 minutos de reeencuentro con la pista, las zapatillas y el abrazo caliente del sol, aun me quedaron ganas de estar hora y media más en el gimnasio.

Definitivamente el de ayer fue un día completo y espero tener muchos de ésos. Poco a poco...