lunes, 24 de febrero de 2014

Matando el gusanillo

Pues a eso andamos, a matar gusanillos, o gusanos, porque llevo varios días que entre unas cosas y otras ni salgo a correr.
El viernes pasado la ampolla del pie derecho que no me curó me dio guerra: salí el viernes a correr, la lié parda y por la tarde casi no podía pisar con el pie derecho de lo que me dolía. Así que el sábado y el domingo decidí no salir a correr, pero es que el sábado debería haber salido con la bici y tampoco lo hice.

Hoy lunes no podía más y aunque sólo fueron 40km en hora y media, fue lo suficiente para matar el gusanillo.
La ampolla va curando, pero creo que mañana volveré a coger la bici de nuevo y dejaré que la herida cure bien antes de calzarme unas zapatillas de nuevo. Espero que no se me olvide cómo se corre.